Casas flotantes

En el post de hoy os vamos a hablar sobre un sistema de viviendas muy diferente a lo común, aunque no por ello excluyente de lujo y sostenibilidad. Nos referimos a las casas flotantes.

Este sistema es el de las casas flotantes. Estas son un tipo de casas que literalmente flotan, normalmente sobre una superficie acuática. Existen dos tipos de casas flotantes, unas son fijas y otras móviles. Las fijas son aquellas que están construidas sobre una plataforma artificial en el mar y las móviles se tratan de módulos motorizados o barcos motorizados adaptados como casa para sus habitantes.

Una casa flotante estándar tendrá capacidad para 2-12 personas y una longitud o eslora de 7-15 metros.

Pero ¿cuál es el origen de las casas flotantes?

¿Nacieron de la necesidad de espacio?¿Del gusto por la vida a bordo? En realidad de una mezcla de ambos.

A principios de siglo XX, vivir en un puerto significaba vivir en un barco de mercancía, en el que habitualmente se realizaban actividades relacionadas con la delicuencia, el crimen organizado, o eran refugio de personas excluidas socialmente. Nada que pudiera asemejarse a una vida normal y estable.

También los muelles de la costa Oeste de Estados Unidos sirvieron como refugio de los trabajadores temporales, aunque seguían la misma línea de habitáculos precarios, eran la única opción para evitar el expolio de la embarcación y así redimirse de los prohibitivos precios para un trabajador modesto.

Para Europa, desde el surgimiento de la Revolución Industrial, el tráfico de barcos para transporte de mercancías y personas por los ríos de las principales ciudades del comercio europeo. Donde vemos el ejemplo más claro hoy en día es en las más que conocidas casas flotantes de Ámsterdam.

Aunque tampoco podemos dejar de lado otros puntos candentes como el Landwehrkanal  de Berlín, del que podríamos hablar directamente como un barrio flotante.

También otra meca de casas flotantes es Sausalito. A pie del Golden Gate, el muelle de más famoso de la Bahía de Sausalito ha dejado de ser la zona pesquera que fue en las décadas de los 50, 60 y 70 a una zona residencial para profesionales con muy alto poder adquisitivo.

Más adelante pondremos en valor lo que los habitantes actuales de las casas flotantes de hoy en día aprecian sobre su hogar, pero antes queremos puntualizar qué diferencias se pueden encontrar con respecto al suministro de luz y agua de una casa normal.

¿Cómo se autoabastecen?

Una casa flotante actual, de lujo y moderna se soporta en los valores de la sostenibilidad.

Por ello, toda necesidad de electricidad queda cubierta mediante la colocación de paneles solares. Aunque también es cierto que las casas flotantes más rudimentarias hacen uso aún del alumbrado público para poder abastecerse.

Con respecto al abastecimiento y consumo de agua existen varias opciones:

  • Obtener el agua de tierra firme, en puntos de recarga. Y que a la misma vez se aprovechen estos puntos para retirar los desechos hídricos que genera la casa.
  • La otra es la ideal y la más ecofriendly. Que la casa cuente con su propia planta de tratamiento del agua, la filtre y la limpie. Y solo vierta al mar o al río el agua ya tratada. Para consumir agua hay dos opciones: recolectar el agua de lluvia y tratarla. O también tener tu propia planta de tratamiento. Ya bien para potabilizar el agua de rio, o para desalinizar la del mar.

¿Por qué es una tendencia del lujo mudarse a una casa flotante?

Vivir en una casa flotante es una buena manera de huir de la vida estresante de una gran urbe. Incluso aunque ésta se encuentre en la propia ciudad, gozas de una posición céntrica y una perspectiva de la ciudad que ninguna casa convencional podría proporcionarte.

Se adapta perfectamente a los valores actuales que buscan los nuevos compradores: lujo, movilidad y tranquilidad. El nuevo estilo de vida que se basa en tener lo mejor, durante un ciclo corto de tiempo para cambiar hacia las tendencias más actuales y evitando que otros factores interrumpan ese ritmo de vida.

Las nuevas casas flotantes se están haciendo de forma modular, es decir, desmontables y transportables.

Eso significa que si llevo un tiempo viviendo en un sitio concreto y decido darle un cambio de aires a mi vida, puedo estar al día siguiente en otro punto del país o en otro país pero en la misma casa. Ya bien porque la remolco en un camión o porque la transporto en mi propio barco hasta el siguiente puerto.

A continuación os dejamos 3 de las casas flotantes más espectaculares del mundo:

casas flotantes

Float Home por Designs Northwest Architects, en Dubai.

casas flotantes

Floating House de MOS Architects en el lago Hurón, Canadá

casas flotantes

Icebergs de Daniel Andersson en las islas Åland, Finlandia

 

Para más información sobre este tema, no dudes en contactarnos a iluxenio@iluxenio.com

iLuxenio, líderes en construcción exclusiva y sostenible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *